top of page

2021

En recuerdo a Iparragirre

Iparragirre_Astigarrag
ERAGIYOK Abesbatza Astigarragan 1.jpg

Erribera kulturgunea (Astigarraga) - 30/01/2021, 19:00

Agur zaharra (S. Salaberri) //  Ave, Maria (J. Guridi) // Iru Errege (J. Guridi) // Goizeko izarra (J. J. Santesteban) // Saratarra (J. M. Glez. Bastida) // San Juan zortzikoa (E. Mocoroa) // Maite, eguzki eder (P. Sorozabal) // Euskalerria (P. Sorozabal) // Iparragirreren lau abesti (J. A. Santesteban): Kantari euskalduna - Nere maitiarentzat - Nere amak baleki - Adio Euskalerriari // Ara nun diran (J. M. Glez. Bastida) // Zugana, Manuela (T. Garbizu) // Nere maitiarentzat (J. J. Santesteban) // CHANTON PIPERRI: Escena e himno final (B. Zapirain) // Aurtxoa seaskan (G. Olaizola) // Gernikako arbola (E. Gorosarri)

Pianista: Ignacio Arakistain

ERAGIYOK dio inicio a 2021 con un concierto en Erribera kulturgunea. Era la primera actuación en solitario de ERAGIYOK en el nuevo auditorio de Astigarraga, tras haber participado pocos meses antes en la inauguración del mismo junto con otras agrupaciones de la localidad. 

La actuación estaba prevista para diciembre, pero las restricciones impuestas a los coros a consecuencia de la covid-19 provocaron el retraso. Con todo, el concierto no se pudo celebrar en condiciones normales debido a, entre otras, la limitación de movilidad que imperaba en aquella fecha y que impidió acercarse a vecinos de poblaciones distintas a Astigarraga.

En la primera parte, se alternaron música sacra y folklore vascos, con obras hasta entonces no interpretadas por ERAGIYOK en Astigarraga. Entre ellas, cabe destacar Iru Errege de Jesús Guridi, la melodía que adaptó para voces graves; una pieza maravillosa que aúna las características de villancico y sacro.

Este primer bloque finalizó con dos canciones  de Pablo Sorozabal, Maite, eguzki eder y Euskalerria. Estas sirvieron de puente para el homenaje a Jose María Iparragirre, ya que versan sobre dos temas que el urretxuarra trabajó: las mujeres y Euskal Herria. 

En 2020 se había celebrado el 200.º aniversario del nacimiento del cantor, y el coro quiso recordar su vida y cantos, con los arreglos hechos por diversos compositores. Comenzaron con Iparragirreren lau abesti, donde se pudieron recrear cuatro pasajes de la vida del bardo en la voz de otros tantos solistas, y con el acompañamiento al piano de Ignacio Arakistain. A esas cuatro secuencias le sucedieron las tres últimas canciones del programa.

Para finalizar, el público pudo escuchar la escena final de la ópera vasca Chanton Piperri. En este cuadro que proclama el hermanamiento de los vascos, Mikel Zapiain (Chanton Piperri), Ramon Santxez (Lazkano) e Iñaki Calleja (Berastegui) actuaron como solistas, dando pasa al himno final de la obra, Euskalerriko semiak gera

En el momento de los bises, un dulce Aurtxoa seaskan sirvió para bajar las pulsaciones antes de finalizar, como no podía ser de otra manera, con el himno en forma de zortziko que Iparragirre dejó a los vascos, Gernikako arbola

Iparragirreren lau abesti

El bardo de Urretxu tuvo una vida llena de altibajos, como se escenificó en la suite que hilaba cuatro momentos de la misma.

Tras sentirse derrotado después de la Primera Guerra Carlista, Iparraguirre viajó por toda Europa sin más compañía que una vieja guitarra. Markel Azkue entonó las vivencias de ese joven. 

A continuación, fue el momento para el Iparragirre enamoradizo. Las mujeres ocupan un lugar preferente  en su catálogo de trabajos, y uno de ellos fue el que se oyó en la voz de Ramon Santxez, que narra cómo fue el encuentra con una bella joven en Donostia (Ume eder bat o Nere maitiarentzat).  

Antes de sufrir el destierro de Euskal Herria una vez más Iparragirre escribió una versos llenos de amargura en el calabozo; Antonio Calleja los cantó de forma ardiente en Nere amak baleki.  

Finalmente, la despedida de un Iparragirre que dejaba Euskal Herria con la esperanza de volver pronto, Adio Euskalerriari en la voz de Mikel Zapiain. Transcurrirían 17 años hasta su vuelta.

¡Ganadores en el FICC de Barcelona!

FICC
ERAGIYOK ASOn 01.jpg

56.º Festival Internacional de Cant Coral de Barcelona

La Federación Catalana de Entidades Corales declaró ganador del Festival Internacional de Cant Coral en la categoría de voces iguales a ERAGIYOK, en lo que suponía el segundo premio del coro, tras vencer en el Certamen Provincial de Villancicos de Errenteria en 2018.

La covid-19 golpeó sin piedad todos los ámbitos de la sociedad, afectando a la situación sanitaria y al día a día.Los coros fueron testigos directos de esta última circunstancia, ya que vieron muy limitada e incluso prohibida su actividad.

En este contexto, muchos de los festivales, concursos y encuentros que se organizan anualmente se suspendieron o tuvieron que modificar su formato en 2020 y 2021. Esto es lo que sucedió con el FICC. La cita que organiza todos los años la FCEC anunció un formato especial para la edición de 2021, optando por un ciclo presencial con coros locales y un concurso telemático de vídeos de carácter internacional.

Cada uno de los participantes en el certamen debía elegir y presentar a concurso dos temas interpretados en los dos años anteriores: uno de música sacra y otro correspondiente al folklore de cada país. ERAGIYOK se inscribió en la modalidad de voces iguales y seleccionó para la ocasión dos obras cantadas en el festival Antxon Sierra Oroituz de Donostia: Agur, Maria de Pascual Aldave y Ara nun diran de José María González Bastida.

Entre todos los grupos participantes el jurado declaró finalistas a tres coros en esta categoría. De este modo, ERAGIYOK se enfrentó en la final a dos coros de voces blancas: Female Choir Lepos de Lituania (O salutaris hostia de Donatas Zakaras y Bijunélis de Gedimino Kalino) y Béla Bartók Female Choir de Hungría (Salve, Regina de Miklós Kocsár y Ének Szent István királyhoz de Zoltan Kodály).

El festival se celebró entre el 5 y el 11 de julio y durante esa semana se expusieron los vídeos de los participantes a través del canal de Youtube de la Federación. Como colofón, el jurado compuesto por cinco miembros (Andrea Angelinini, Bernat Vivancos, Daniel Mestre, Maria Guinand y Montserrat Ríos) proclamó a los ganadores de cada categoría a través de una retransmisión en directo por Youtube.

Cabe resaltar que otro coro vasco, Ganbara Abesbatza, se clasificó para esa jornada final en la categoría de voces mixtas. La formación oñatiarra consiguió el premio a la mejor interpretación de una obra compuesta o arreglada por un músico catalán, con Salve, Regina de Josep Vila i Casanas.

Musikaste 49

Musikaste
ERAGIYOK Musikaste 49.jpg

49.ª Semana de la Música Vasca 'Musikaste' - Lekuona Fabrika (Errenteria) - 22/10/2022, 19:00

ERAGIYOK: Pequeña suite vasca (T. Aragüés Bayarte): Ene emaztea - Joan nintzen Ainoara // Oi lore maitea (T. Aragüés Bernad) // Alkar-izketan (L. Aramburu). Dir.: Eneko Amundarain

DONOSTI ERESKI ABESBATZA: Bone Pastor (D. Azurza) // Nere herriko neskatza maite (J. Aizpuru) // Itsasoa gara (X. Sarasola) // Zure magalera (E. Ugalde). Dir.: Jon Aizpuru, Jokin Otamendi

LANDARBARSO ABESBATZA: Mare nostrum (J. Elberdin) // Zoriontasun hitzak (L. Jekabsone) // Txoria Txori (M. Bautista). Dir.: Iñaki Tolaretxipi

ANDRA MARI ABESBATZA: Orain berrogei urte (I. Casalí) // Adiyo probintziya (J. Elberdin) // Hiru euskal doinu (X. Sarasola). Dir.: Andoni Sierra

 

TOUS ENSEMBLE: Euskal musikaren gorespena (J. Uruñuela)

En una semana con nueve conciertos entre el 15 y el 23 de octubre, el auditorio de Lekuona Fabrika acogió por primera vez el día coral de Musikaste. 

Tanto cantores como público estaban ansiosos por probar las características de la nueva instalación errenteriarra. Muestra palpable de ello fue el lleno casi total que registró el auditorio con 150 cantores y más de 400 espectadores. Las pruebas de sonido previas al concierto ayudaron a despejar las dudas: sería un escenario exigente, ya que un espacio abierto semejante pone a prueba a los coralistas. 

En el orden preestablecido, ERAGIYOK fue el primero en salir a escena, así como la única agrupación que actuó a capella, sin acompañamiento instrumental. Los dos primeros cantos fueron sendas obras de los compositores de la familia Aragüés, padre e hijo: Pequeña suite vasca y Oi lore maitea. Estas dos piezas habían sido interpretadas por primera vez en el concierto del día de San Ignacio celebrado en Astigarraga, y el trabajo realizado desde entonces hasta la cita de Musikaste fue notorio.

Su última obra fue Alkar-izketan de Luis Aramburu, obra muy poco programada y que tuvo la versión de estreno que merecía por parte de ERAGIYOK.

A continuación, Donosti Ereski recibió el homenaje de Musikaste en su 50.º aniversario. Además de las adaptaciones de dos conocidos temas de Benito Lertxundi y Ken Zazpi, se pudieron escuchar Bone Pastor de David Azurza (con María Martín como solista) y el estreno de la obra de Eva Ugalde, Zure magalera.

Landarbaso ofreció un espectáculo variado. A sus voces se unieron el violín, el acordeón y dos dantzaris de Oinkari en Zoriontasun hitzak, que resultó la pieza más aplaudida de su intervención.

Correspondió el último turno a Andra Mari Abesbatza. Comenzaron con sendas versiones de dos grupos de versos, unos dedicado a Errenteria (Orain berrogei urte) y otros a Gipuzkoa (Adiyo probintziya), para finalizar con Hiru euskal doinu de Xabier Sarasola.

A pesar de que en un principio estaba previsto que cada coro abandonará el auditorio después de su actuación, la relajación de las medidas restrictivas de la covid permitieron un final conjunto. Con Andra Mari Abesbatza todavía sobre el escenario y el resto de coros desde el patio de butacas, todos juntos entonaron el que es himno de Eresbil, Euskal musikaren gorespena, como se viene haciendo desde finales de los años 80. Un final emocionante para la gran fiesta de los coros.

Centenario de Salbatore Deuna Abesbatza

Salbatore_Deuna
ERAGIYOK Getarian 07.jpg

Ciclo Musika Parrokian - Iglesia de San Salvador (Getaria) - 27/11/2021, 20:30

Xto zmolknul viezie glaz? (P. Tchaikovsky) // Maite-mina (J. M. Glez. Bastida) // Elurra (S. Jaroff) // Vechernij zvon (S. Jaroff) // Ey, ukhnem! (S. Jaroff) // Agur, Maria (P. Aldave) // Illunabarra (R. Sarriegi) // Zugana, Manuela (T. Garbizu) // Kitolis (L. Aramburu) // Maitasun atsekabea (J. Guridi) // Kanta berri (P. Sorozabal) // Aurtxoa seaskan (G. Olaizola) // Saratarra (J. M. Glez. Bastida) // Boga, boga (J. Guridi) // Gora Elkano! (G. Landazabal)

100 años no se cumplen todos los días y Salbatore Deuna Abesbatza celebró este dichoso aniversario con un gran ciclo coral al que fue invitado ERAGIYOK. El afecto del público congregado en la iglesia de San Salvador dio como resultado uno de los conciertos más emotivos del año.

Después de retrasar los festejos a 2021, los getariarras pusieron en marcha diversas actividades: publicación de un libro que recogía la historia centenaria del coro, edición de un disco y organización del ciclo Musika Parrokian en los meses de noviembre y diciembre. Para este último, invitaron a varios coros de Euskal Herria hasta completar un cartel de renombre. 

Música rusa

En cuanto a la actuación de ERAGIYOK, la principal novedad recayó en la primera parte del concierto. Es sabida la expectación que generan las canciones rusas en Euskal Herria. Algunas de ellas han tenido adaptaciones al euskara y son muy conocidas, como Elurra y Maite-mina, que ya formaban parte del repertorio del coro. 

Sin embargó, interpretó otras por primera vez y en su idioma original. Entre  ellas estuvieron Vechernij zvon (Campanas del atardecer), el canto nostálgico del hijo que ha abandonado la patria, y Ey, ukhnem! (Los bateleros del Volga), que recuerdo el canto de los sirgadores. En esta última se produjo el debut de un nuevo solista en el coro, el bajo Andoni Rodríguez. 

Emoción recordando el pasado y el presente 

La segunda parte estuvo compuesta por música vasca, y en Kitolis se produjo uno de los momentos más especiales de la noche. El coro tuvo un recuerdo especial por partida doble, tal y como se produce en la propia obra. Recordaron, en la parte más trágica, al getariarra Andoni Galarraga, fallecido en accidente de trabajo, y en el lado más festivo las grandes victorias de la trainera local Esperantza en 2021. 

Una vez finalizado el programa oficial llegó el momento del intercambio de recuerdos. Salbatore Deuna Abesbatza hizo entrega a ERAGIYOK del libro del centenario y una preciosa txapela bordada conmemorativa. Por su parte, ERAGIYOK correspondió ofreciendo una talla en madera que rezaba: «Que vuestra música y canciones nos acompañen durante otros cien años.»

Llegados a los bises, recordaron a otra de las hijas predilectas de Getaria, Pepita Embil. En su juventud cantó en Salbatore Deuna Abesbatza, y su trayectoria siguió en el coro Eresoinka, antes de emprender una vida exitosa como solista. En su voz se oyó por primera vez en París Aurtxoa seaskan, y su recuerdo y la dulzura de la nana emocionó a los espectadores. 

Gora Elkano!

Estando en Getaria, el concierto no podía terminar de otra manera sino entonces Gora Elkano de Landazabal. El canto entonado de forma solemne por el coro arrancó los aplausos de un público puesto en pie. ¡Un remate inmejorable para un concierto que perdurará en nuestra memoria!

Festival de ochotes en Cambo

Ochote_Cambo
ERAGIYOK Kanbo 01.jpg

Festival de ochotes - Iglesia de Saint-Laurent (Cambo-les-Bains) - 15/10/2021, 21:00

ENARA OTXOTEA: Euskal lurreko (G. Lerchundi) // Nere maite polita (Popular) // Luna Tucumana (A. Yupanqui) // Izar ederrak (J. Elberdin) // Bring me little water, Silvy (H. W. Ledbetter) // Fandango - Arinarin (Popular). Dir.: Jordi Freixa

ERAGIYOK: Otche Nash (N. Kedrov) // Otoya (M. Moreno) // Kitolis (L. Aramburu) // Maitasun atsekabea (J. Guridi) // Saratarra (J. M. Glez. Bastida) // Kanta berri (P. Sorozabal). Dir.: Eneko Amundarain

KARNABA OTXOTEA: Ay, nere kabiya! (P. Sorozabal) // Ezpondan (J. Elberdin) // Souliko (J. M. Glez. Bastida) // Ürzo luma (P. Sorozabal) // Oh, Pepita (A. Müller) // Axuri beltza (J. Busto). Dir.: Sergio Zapirain

TODOS: Agur, jaunak (Popular)

¡Había ganas de ver a los ochotes en Cambo! Después del parón de dos años, la iglesia de Saint-Laurent presentó un lleno hasta la bandera. 

Para comenzar la velada, Jordi Freixa, director del Ochote Enara y asesor artístico del festival, quiso agradecer a los grupos allí congregados el esfuerzo realizado para acabar con el parón que había sufrido el festival.

Su mensaje inicial dio paso al Ochote Enara que ofreció un repertorio variado. Tal vez por tratarse de cantos menos escuchados en el repertorio de ochotes, resultó hermoso oír la adaptación de Luna Tucumana, del gran músico argentino Atahualpa Yupanqui, así como el espiritual Bring me little water, Sylvie de Ledbetter.

A continuación, fue el turno de ERAGIYOK. Libres de la mascarilla por primera vez en mucho tiempo, y aprovechando la acústica del templo, presentaron un programa de alto nivel. Toda la actuación tuvo una gran acogida, pero destacaron dos momentos.

En Kitolis convergen la historia trágica del protagonista con la emoción del zortziko y la ezpatadantza que canta y baila el pueblo que está en fiestas. Su interpretación provocó la reacción apasionada del público; el coro en su conjunto, y los solistas Markel Azkue y Antonio Calleja en particular, recibieron una gran ovación.

El punto culminante se produjo con Kanta berri. Este «canto humorístico», tal como lo describió el maestro Sorozabal, es uno de los más apreciados dentro del repertorio de voces graves. En esta primera ocasión en que era interpretado por ERAGIYOK mereció la ovación más larga de la noche.

Por último, le llegó el turno a Karnaba. Los de Errenteria compaginaron obras contemporáneas como Ezpondan o Axuri beltza con grandes clásicos como Oh, Pepita.

Ochotes y público terminaron entonando al unísono Agur, jaunak. Un broche de oro para la noche en que volvieron los ochotes a Cambo.

Eragiyok en Teatro Victoria Eugenia

¡Hazte amigo/a de ERAGIYOK!

Gracias a tu ayuda seguiremos fomentando y difundiendo nuestra música y nuestra cultura, manteniendo el tesoro que nos dejaron nuestros antepasados.

 

¡Disfruta de la música con nosotros!

bottom of page